//// Paz & Bien ////
Contáctenos | Créditos | ©2017 DAPC

"Yo voy a crear un Cielo nuevo y una
Tierra nueva". (Isaías 65, 17)

Parusía: La Segunda Venida de Cristo a la Tierra

Dios siempre advierte cuales son sus designios, para no tomarnos por sorpresa. Les advirtió a los pobladores de Nínive, cuando les habló a través de Jonás, para que se convirtieran y dejaran de pecar. Afortunadamente escucharon a Jonás, y así evitaron el castigo. A nosotros también nos ha advertido (en muchos lugares, y de diversas formas), que debemos dejar de ofenderlo, porque sino se verá obligado a corregir nuestro mal comportamiento. Pero la humanidad ha seguido ciega y sorda ante los llamados y advertencias de Dios.

Desde finales del S. XIX, y hasta nuestros días, la humanidad ha venido siendo "purificada", a través de desastres naturales, guerras, violencia, hambre, crisis de la Iglesia, etc.. Y como culmen, o punto máximo de esa purificación, se espera la manifestación del anti-cristo, un falso mesías, que engañará a muchísima gente, perseguirá a los verdaderos cristianos, y hará que las personas lo adoren y se coloquen la marca de la bestia (ver Apocalipsis 13, 16 -18), para poder comer, dormir y trabajar. Afortunadamente, después de esos momentos tan difíciles, Dios pondrá fin al reinado del anticristo, y comenzará el milenio de paz que se menciona en la Biblia.

No debemos contemplar la tribulación como algo negativo. Es una angustia o dolor que debemos experimentar durante algún tiempo, pero es por nuestro bien, porque al final Dios creará unos nuevos Cielos, y una nueva Tierra. Si estamos enfermos, a veces tenemos que tomar medicamentos o someternos a cirugías y tratamientos, que aunque sean desagradables, son necesarios para nuestra recuperación.

Y entonces, qué debemos hacer nosotros, mientras esperamos el retorno de Nuestro Señor ?. Debemos tratar de llevar una vida lo más "normal" posible, eso si, apartados del pecado y de las ocasiones de pecar. También debemos estar atentos a todo lo que sucede a nuestro alrededor, porque el Señor viene como un ladrón en la noche, en el momento menos esperado.

- FIN -

"Cuando comiencen a suceder estas cosas, cobren ánimo y levanten la cabeza, porque se acerca su liberación". (Lucas 21, 28)

-----

Uno de los ancianos tomó la palabra y me dijo: "Esos que están con vestiduras blancas, ¿ quiénes son y de donde han venido ?". Yo le respondí: "Señor, Tú lo sabes".

Él me dijo: "Esos son los supervivientes de la gran persecución, y han lavado sus vestiduras y las han blanqueado en la sangre del cordero.

Por eso están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; el que está sentado en el trono los cobijará bajo su tienda.

Ellos ya no tendrán más hambre ni sed; no sentirán más el fuego ardiente del sol; porque el ángel que está en medio del trono será su pastor y los conducirá a las fuentes de las aguas de la vida; y Dios enjugará todas las lágrimas de sus ojos". (Apocalipsis 7, 13 - 17)

 


www.000webhost.com