//// Paz & Bien ////
Contáctenos | Créditos | ©2017 DAPC

Imagen del atentado ocurrido en las Torres
Gemelas de Nueva York, EE.UU. - 11/09/01

Parusía: La Segunda Venida de Cristo a la Tierra

En las apariciones más recientes de Nuestro Señor Jesucristo y la Santísima Virgen María, se nos advierte claramente que estamos viviendo el Final de los Tiempos*, y que por causa de los pecados del hombre, Dios se verá obligado a intervenir en el curso de la historia.

*Final de los Tiempos: El fin de una época y el comienzo de otra. NO se debe confundir con el fin del mundo.

También se nos ha dicho que el retorno de Cristo es "inminente", y que se aproxima una gran purificación para toda la humanidad, a través de guerras, desastres naturales, hambrunas, etc., para renovar la Tierra y establecer un milenio de paz, en el que Cristo será honrado y glorificado.

¿ Por qué Dios va a intervenir, y cómo será esa intervención ?.

Vamos por partes. Dios creó al hombre libre, pero desde sus orígenes, el hombre ha manifestado cierta tendencia a abusar de esa libertad. No sabemos si es por nuestra propia naturaleza, o por influencia satánica, pero el corazón del hombre con frecuencia se desvía de los caminos trazados por Dios, y se dedica a hacer el mal. Dios permite ese mal, pero solo hasta cierto punto; cuando la maldad se hace insostenible, y la humanidad corre el riesgo de autodestruirse, Dios interviene. Esa intervención puede ser directa, como lo hizo hace más de 2000 años, enviando a su Hijo a morir en la Cruz, o indirecta, a través de la naturaleza: terremotos, huracanes, volcanes, tormentas, cometas, etc.

Si analizamos la historia de la humanidad desde un punto vista bíblico, observamos que Dios ha intervenido directamente en muy pocas ocasiones: En la época de Noé, con el diluvio; en la época de Moisés, cuando libera al pueblo judío de la esclavitud egipcia, y lo lleva por el desierto hasta la tierra prometida; cuando destruye Sodoma y Gomorra, por causa de sus pecados; y la más "reciente": el nacimiento de Jesús, el Mesías esperado. Los estudiosos de la Biblia, han calculado que esas intervenciones han ocurrido más o menos cada 2000 años, así que suponemos que otra intervención deberá ocurrir próximamente.

Las dos primeras intervenciones directas de Dios fueron con agua (Noé) y con sangre (Jesús). Y según algunas de las revelaciones más recientes (La Salette, Akita, Garabandal), esta nueva intervención será con fuego:

La Salette: Caerá fuego del cielo y consumirá tres ciudades; el universo entero estará preso del terror y muchos se dejarán seducir por no haber adorado al verdadero Cristo, que vivía entre ellos. Ha llegado el tiempo, el sol se oscurece; solo la fe vivirá.

Akita: "Como te dije, si los hombres no se arrepienten y se mejoran, el Padre infligirá un terrible castigo a toda la humanidad. Será un castigo mayor que el diluvio, tal como nunca se ha visto antes. Fuego caerá del cielo y eliminará a gran parte de la humanidad, tanto a los buenos como a los malos, sin dejar ni a sacerdotes ni fieles.

Garabandal: Según Conchita (describiendo el castigo): "Será peor que tener fuego encima, debajo y por todos los lados. Vi gente tirándose al mar, pero en lugar de apartar el fuego, parecía que ardían más". Durante los éxtasis en que las niñas vieron el castigo, prorrumpieron en gritos dolorosos: ¡ Oh, que los niños mueran antes, que la gente se pueda confesar !. El pánico que causaron en el pueblo los gritos y gemidos de las niñas en éxtasis fue tal, que todos se confesaron y comulgaron en esos días.

¿ Y cómo sabemos si las profecías dadas en La Salette, Akita y Garabandal son ciertas ?.

Los mensajes y profecías que se reciben, tienen tres posibles orígenes: Origen Divino, si proceden de Dios; en ese caso la profecía se cumple, a menos que las personas cambien de actitud y se conviertan. Pueden tener origen diabólico, y lo que se profetiza normalmente resulta ser falso, aunque puede darse el caso contrario. O pueden ser de origen humano, y se producen por accidentes, problemas mentales o con el objetivo de engañar y crear confusión. Las profecías dadas en La Salette y Akita han sido aprobadas por la Iglesia y por lo tanto son confiables; las profecías dadas en Garabandal tienen muchos puntos a favor de su autenticidad: los éxtasis que experimentaban las niñas, la curación de algunos enfermos durante las apariciones de la Virgen, los testimonios de personas y Sacerdotes del lugar, etc..

Continúa ...




www.000webhost.com